02 julio, 2007

Delirios de la fiebre

Ayer, a horas innombrables de la noche los brazos de la fiebre abrazaban mi cuerpo, mientras esperaba a que Morfeo acudiese y me sujetase de la mano...

Al igual que en otras ocasiones decidí retirar mi almohada y tumbarme sobre la cama sin ella. Al cabo de unos minutos sentía un pequeño ruido metálico constante y regular. Los latidos de mi corazón producían un extraño sonido en contacto con uno de los muelles de mi viejo colchón...

Bajo los efectos de la excesiva temperatura de mi cuerpo llegué a sentirme mecánico bajo el único acompañamiento de ese sonido durante gran parte de la noche. Regular, constante y vacío. Un símil perfecto de nuestro comportamiento en muchas ocasiones. Mecánico...

1 comentario:

Saverbrunn dijo...

This isn't me, I'm not mechanical... I'm just a boy playing the Suicide King...