04 octubre, 2006

Creí tenerte de mi lado, y no tenía nada

Debe ser difícil hacer lo que haces. Supongo que se necesitan años de experiencia. Años de maltrato físico y psicológico. Años de falta de cariño y aliento. Pero debes darte cuenta de que haces daño. A ti y a los demás.

No sé que esperas conseguir. Finges que esta vez sí que es en serio. Cuando en realidad solo intentas esconder aquello que tanto te aterra y que provoca que actúes de esa manera. Hechizas a tus victimas con tus palabras. Solo tienen oídos para ti. Tratas a cada uno de ellos como si fuera el más especial de todos. Tus palabras mienten, pero tus ojos no son capaces de hacerlo.

Cometiste un error al decirme que no podías mirar a los ojos a alguien cuando mentías. Creo que fue lo único cierto que me dijiste. No puedo recordar una sola vez que me hayas dicho "te quiero" mirándome a los ojos. Te aprovechabas de la oscuridad y de los mensajes y palabras vacías. Sin embargo yo estaba cegado. Tanto que creí conocer lo que es el amor. Creí experimentar la felicidad y los buenos momentos con una chica. Creí tantas cosas que me elevé hasta el cielo. Sentí sentimientos que no conocía que existían. Me prometí a mi mismo que no volvería a caer. Era demasiado bonito para no descubrir todos sus secretos.

A veces pienso que no era el momento adecuado. Que las circunstancias no eran las propicias. Me consuela pensar que si te hubiese conocido en otro lugar y en otra situación sería distinto. Pero sé que estoy equivocado, porque en ese momento tú lo eras todo para mí. Sabías que podías apretar mi cuello y hacerme respirar con dificultad porque nunca me quejaría. Sabías lo que necesitaba en cada instante. Sabías utilizar tu voz y tus ojos para adornar momentos de felicidad. Por eso sé que no quiero volver contigo. No quiero volver a vivir a misma mentira. No puedo pasar por eso otra vez.

Realmente me entristece ver como eres. Por eso quizá no te hice daño. Sabes que hubiese podido hacerlo. Por eso a lo mejor no me trataste peor de lo que hubieses querido. Nunca confiaste en mí. Nunca me entendiste mi humor. Nunca me quisiste.

Deberías pensar en que llegará el día. Vamos, no creo que puedas caer tan bajo pensando que no va a ocurrir. Sabes que algún día pasará. Sabes que algún día todas tus víctimas se darán cuenta. La venda que colocaste con tanto mimo sobre sus ojos caerá. Estarán asustados de mirar. De darse cuenta de que no eran el único chico para ti. De saber que nunca te has implicado de manera real. Algún día te despertarás y te darás cuenta de que estás sola. Pero estás tan vacía que ni siquiera eso te importa. Volverás a ponerte tu disfraz y será cuestión de tiempo que escojas a tu siguiente víctima. Todo será como antes. Las mismas mentiras y la misma falsedad.

Siempre será la misma función y la misma actriz.

1 comentario:

Niha dijo...

Una pena que haya gente así...