20 febrero, 2007

Ego

Hoy, con sólo una pequeña palabra podrías haber hecho que el ego me explotase y me reventase en la cara. No me gustan esas actitudes, no me gusta jugar a ese juego, ya estoy harto y cansado...

1 comentario:

_ex.Lyda dijo...

Y las palabras precisas, aquellas como balas, parecen, a veces, no llegar nunca. Habrá que ver cuánto tiempo podemos soportar al silencio, burlándose con su murmullo de llantos que no hay manera de calmar.