18 noviembre, 2006

La historia odia la paradoja

“…no puedo explicártelo porque yo tampoco alcanzo a entenderlo del todo. Lo único que creo que sé es que no hay un patrón establecido. Es lógico pensarlo, pero en cierta manera también existen una serie de reglas, tabúes y conformismo estúpidos establecidos. Como siempre, nos saltamos las reglas porque no nos aceptan. Pero entonces llega el momento en el que la soledad te acompaña a todas partes y el mínimo contacto visual hace que crezca en ti la duda. Hay ocasiones en las que decides seguir las reglas o los estándares, pero entonces el fracaso es certero y doloroso. En otras sólo te limitas a observar como no eres capaz de hacer nada, y sientes que conforme pasa el tiempo el hilo comienza a quemarse y para cuando te sientes animado sólo quedan las cenizas. Pero llega un punto que el desconcierto provocado por las experiencias anteriores hace que no sepas interpretar bien las señales. Desconoces cuales son las nuevas normas y no estás seguro de si es tu podrido corazón o tu desesperación lo que está sacando conclusiones. ¿Qué hacer? Hablas con la persona equivocada. Sólo puedo decirte que cuando arriesgué perdí estrepitosamente y que cuando vino a mí el final fue más doloroso de lo que creía.

También sabes que tengo una percepción diferente de las emociones, y eso hace que el desconcierto sea bastante grande en muchas ocasiones. No sé. No conozco las respuestas o quizá las preguntas no son las correctas. Es difícil explicarlo. Solo sé que el tiempo pasa y algo no marcha bien…”

2 comentarios:

Mocka dijo...

Muy buenas.

Caí en tu blog por error, y me ha gustado lo q he visto! Tienes los mismos grupos musicales q yo!

Sabes que NIN viene a BArcelona en febrero, yo ya tengo mi entrada :P

Pues eso, un saludo desde Barcelona!

Niha dijo...

No, no hay patrones establecidos. Lo que ocurre es que la mayor parte de las veces mucha gente no lo tiene en cuenta.