30 enero, 2007

Mirando el cristal

Hoy es uno de esos días en los que me gustaría mandarlo todo a la mierda. Me gustaría apretar un botón y empezar el día siguiente. Me gustaría alzarme tan alto como pudiese y observarlo todo por una vez desde arriba. Me gustaría hablar de todo pero a la vez de nada con alguien que me escuche. Me gustaría olvidar por unas horas. Me gustaría no sentir como las paredes se me caen encima. Me gustaría poder saber las razones y saber que es lo que piensan...

1 comentario:

Niha dijo...

Creo que las razones se limitan a estar ahí.