20 marzo, 2007

Falsedad

Pero como demonios alguna gente puede llegar a ser tan falsa. Como demonios puede tener la osadía y la desfachatez de entablar contacto contigo única y exclusivamente cuando es en beneficio propio. Por supuesto en este caso la actitud estará aderezada con amabilidad, supuesto buen rollo y colegueo. Pero claro, ni se te ocurra hablarle después de que esa relación de interés acabe por que ni siquiera te mirará a la cara, evitará a toda costa decir más de dos palabras seguidas para dar pie a cualquier tipo de conversación y cuando te vea hará como que no se ha dado cuenta de que estás ahí. Pero claro, si tiene que volver a chuparte un poco el cuello no seas mala persona y préstale tu ayuda, que si no eres un borde...

En fin queridos lectores, odio la falsedad y odio que insulten mi inteligencia. Cada día me sorprendo más de lo hipócritas que pueden llegar a ser algunas personas...

2 comentarios:

Saverbrunn dijo...

2 formas de plasmar lo mismo entre tu blog y el mío jejeje ;-P

Niha dijo...

Pues pueden. Aunque no todo lo que se puede hacer se debe hacer. Claro que no creo que les importe.